La movilidad de la rodilla y de las demas articulaciones


Las elongaciones femorales realizadas con fijadores externos reducen considerablemente la movilidad de la rodilla (a 50° de flexión o incluso menos). Con los clavos de elongación, la movilidad se puede reducir mucho si la rehabilitación no es suficiente o si existen problemas particulares.
En la institución del autor, la regla es mantener una movilidad de la rodilla cercana a los 120° de flexión durante y después de la elongación, si la movilidad preoperatoria era normal. A título informativo, la movilidad de la rodilla mediante fijadores externos de elongación femoral disminuye considerablemente (50°) y tarda una media de 17 meses tras la operación inicial en recuperar los 120°.



La tabla anterior muestra la movilidad obtenida (en grados de flexión) con la técnica percutánea mediante el clavo Albizzia (líneas continuas,) y la obtenida con el fijador externo (líneas discontinuas) en función de las semanas postoperatorias.

  


Imágenes sobre : Flexión y extensión de la rodilla en una paciente sometida a una elongación de 43 mm



Imagen sobre : Otra paciente. Flexión de la rodilla tras un alargamiento de 6 cm, 2 meses después de la intervención inicial.

Aparte de afectar a la rodilla, las elongaciones también pueden afectar a la cadera y al tobillo. Salvo excepciones, las articulaciones en sí no se ven alteradas, pero los tendones que las rodean se quedan demasiado pequeños para la longitud del segmento óseo, lo que reduce la amplitud articular.

La movilidad articular (en la que intervienen principalmente los músculos biarticulares) disminuye transitoriamente y se recupera progresivamente con la adaptación de los tendones y los músculos. Las flexiones no suelen plantear problemas. En cambio, la extensión de la cadera disminuye transitoriamente, lo que produce una basculación de la pelvis hacia delante.

La marcha precoz fuerza la pelvis a enderezarse. La rodilla se puede flexionar levemente, pero la recuperación es habitual. El hecho de tener una musculatura abdominal y lumbar bien desarrollada disminuye el riesgo de basculación de la pelvis.

(Poner el cursor sobre las fotos para conseguir la leyenda)

Basculación de la pelvis hacia delante que debe corregirse caminando y con estiramientos   Misma paciente antes de la elongación   Misma paciente un año después de la elongación


     

Docteur Jean-Marc GUICHET, MD, PhD, Doct Sci - Centre Phocea, 14 Blvd Gustave Ganay 13009 Marseille
Téléphone : +33 (0) 491.777.547 contact@allongement-os-grandir.com